UN DÍA EN EL OCEANOGRÁFIC EN FAMILIA, EL TIEMPO NOS ACOMPAÑÓ, LOS NIÑOS SE DIVIRTIERON Y AUNQUE ME SIGUE RESULTANDO MUY CARO OS DEJO UN TRUCO PARA QUE OS SALGA UN POCO MÁS BARATO.

Un día en el Oceanográfic. 

Para aparcar podemos hacerlo en en parking del recinto o buscar aparcamiento en las calles cercanas. Nosotros aparcamos el coche en la misma calle del oceanográfic, todavía había sitio para aparcar, esto se puede hacer si vais pronto. Tras aparcar y coger la mochilas, en las que puse crema solar, gorras, el kit de picaduras y el roll-on de arnidol, agua y algo de comida, fuimos directos a por la entradas, llegamos nada más abrir las puertas así que ni colas ni nada. Como veis, nos mola la aventura, lo mejor es ir con la entradas compradas, pero es que teníamos un descuento que hay en las galletas oceànix de Tosta Rica Oceanográfic (que conste que no me han pagado nada por comentároslo, pero es para que os aprovechéis de este descuento que ofrecen: en las cajas de estas galletas encuentras un cupón que por la compra de dos entradas de adulto te regalan una entrada infantil). 

El Oceanográfic nos sorprendió mucho, porque la verdad está muy bien, es enorme, está perfectamente cuidado y te ofrece un abanico de especies marinas que hará las delicias de los amantes de los documentales de la 2, yo soy muy friki en esto y nos encanta verlos, no exactamente los de la 2 pero sí busco documentales de fondos marinos y sus especies, y los ponemos en momentos que queremos relax y funciona mucho, porque estos bichitos se relajan y aprenden. Creo que me viene de familia, porque mi padre me los ponía a mí y ya sé porque lo hacía, no solo para que amara el mundo y sus especies vivientes sino para que para un ratito quieta, jajajjaa.

TRUCO PARA DISFRUTAR DE TODO LO QUE TE OFRECE EL OCEANOGRÁFIC: IR NADA MÁS ABRIR LAS PUERTAS. NO HARÁS COLAS Y PODRÁS DISFRUTAR MUCHO.

Nada más entrar fuimos directos a ver un mundo submarino donde habían muchas medusas, estrellas de mar, peces muy extraños y maravillosos, vimos cómo les daban de comer a unos tiburones que estaban como en un estanque para adaptarse, nos comentó el cuidador que también los estaban medicando y que así vigilaban que se tomaran la medicación, pasamos luego al rincón mediterráneo aquí (creo recordar) oímos como se rompía una ola y tuvimos una sensación muy parecida a cómodo si estuviéramos dentro del mar. Al salir otra vez a la superficie nos encontramos con una jaula enorme que nos recordó a Jurassic Park,  era la pajarera; llena de pájaros de bonitos colores. Al entrar a la zona de templados fuimos directos a buscar a ese pececillo que nos ocupó el corazón en su día: Nemo y a su inseparable amiga locuela Dori. ¡Ostras!, cual fue mi sorpresa al ver que son minúsculos. 

El hábitat que más nos sorprendió dentro del Oceanográfic fue el de los tiburones y los grandes océanos, un gran túnel une dos enormes continentes de agua y los tiburones, rayas, doradas, y otros peces pasan por encima de nuestras cabezas. En este momento, se une una sensación contrapuesta de miedo y paz que se instala en ti y te salen hasta unas lagrimillas de felicidad. Los niños estaban encantados, ver sus caritas de felicidad por ver, descubrir y casi tocar estos animales me dejó enamorá tooooo el día.

 

Para ir a ver el espectáculo de los delfines hay que  ir con un poco de antelación porque aunque el delfinario es grande, se llena. El espectáculo es muy bonito, además los cuidadores hacen una propuesta para reflexionar sobre el cuidado de nuestros océanos y mares, para que ninguna especie sufra nuestra des-conciencia; el planeta tierra hay que cuidarlo.

PARA COMER HAY VARIOS RESTAURANTES Y PUESTOS DE COMIDA RÁPIDA. NO SON EXCESIVAMENTE CAROS.

Después de comer, seguimos nuestra ruta, vimos cocodrilos, leones marinos, los pingüinos, las mariposas, los leones marinos. Todo nos encantó, los cocodrilos dan mieditis, porque se mueven rápido y te miran (bueno eso es lo que yo me imagino) como si me fueran a comer. Con los pingüinos tuvimos esa sensación de la peli de happy feet cuando el pingüino emperador está en esa situación y todos los humanos mirándolo, y el pidiendo ayuda.

 

Un punto en contra es que una vez dentro te encuentras que hay un cine en 4D y para poder acceder hay que volver a pagar. ¿Perdonaaaaaaa? que no es ya cara la entrada que para ver una peli debemos pagar, esto no lo concibo. Así que aunque sea mega maravillosa y me nos lo hayamos perdido, pues no lo veo lógico. 

Así que deciros, que aunque no sea muy fan de los zoos, de los lugares donde hay animales que viven en cautividad y de lugares que no tengan precios populares para que toda la población pueda ir, es un lugar que debemos visitar, pero para ello intentar aprovecharos de los descuentos que os he dicho, o intentar ir un grupo de amigos para que os reduzcan el precio o aprovechar cualquier otra promoción que salga, a veces en el Facebook o en Instagram hacen promociones o sorteos.

Cosas en contra: hay pocas zonas de descanso, creo que deberían poner más zonas que estén destinadas para ello, sobre todo porque es un zoo acuático concebido para que vayan familias, y los niños se cansan, necesitan sentarse y estar un poco a la sombra, 

Tras salir del Oceanográfic fuimos paseando al Museo de las Ciencias, descansamos un poco de tanto andar y merendamos en su cafetería. Luego subimos a las exposiciones que entraban en la entrada, todas ellas muy educativas, vimos como nacían pollitos, cómo viven las arañas, las hormigas. Vimos como se obtiene electricidad, cómo se transporta y qué cosas utilizan electricidad. Además descubrimos juegos divertidos, la evolución de la tecnología y para rematar la exposición nos metimos de lleno en una exposición de dinosaurios para el gran placer de el rubio, que le flipan. Descubrieron fósiles, cómo vivían, dónde los podemos encontrar, etc.

Salimos ya cuando cerraban sus puertas, al salir nos sentamos un poco admirando la arquitectura de la Ciutat de les Arts i les Ciències. 

Si vais a Valencia esta visita al Oceanogràfic, al Museo y a la Ciudad de las Artes y las Ciencias es imprescindible.  Os la recomendamos al 100%

También os puede iteresar: visita al Bioparc, Valencia con niños, La Albufera de Valencia con niños

Podéis seguirme en las redes: en Facebook, en Twitter y en Instagram

Un saludo Cariñoso

Spread the love