Empieza septiembre el mes que se caracteriza por la vuelta al cole, la vuelta de las vacaciones y la vuelta a las rutinas.  Que alguien le haga un monumento ha este mes!!!!

Y aunque, nuestros niños necesitaban descansar de un curso cargadito de trabajo ya han descansado bastante, ya están ociosos y desesperados, nosotras noooooo!!! pero que le vamos ha hacer si las autoridades han decidido que septiembre es el mes de volver al cole, deberemos acatar con las normas y como buenasmadres los llevaremos al cole cada día a las 9 y los recogeremos a las 16:30, y además los apuntaremos a clases extraescolares para que nosotras sin casi ni despeinarnos los llevemos a clase de ballet, de música, de inglés, de pintura, a natación, a fútbol, a baloncesto, a atletismo, a clases particulares y todo eso en la misma tarde y 5 días a la semana.

Estamos locas o qué?? Cada familia piensa de una forma, pero leyendo las redes a los psicólogos infantiles, a profes y a profesionales en el tema, los sobrecargamos con extraescolares, con que nuestros hijos hagan y sean los mejores en todo. En algunos casos nuestros hijos nos lo piden porque o bien van sus compañeros y ellos quieren ir o bien les gusta algo mucho como la pintura, el baile o el fútbol. Y los papis que queremos lo mejor para ellos los llevamos a todo lo que nos piden. Yo la primera!!!

Desde mi humilde opinión, pienso que en que los llevemos ha algo que les estimule mucho una o dos horas semanales es suficiente. Luego debemos llevarlos al parque para que se relacionen y jueguen con más niños, que aprendan juegos nuevos y se diviertan, además les da el aire que se han pasado una media de 5 horas en clase recogiendo información a tutiplén. Y además a nosotros también nos va bien porque hemos pasado una media de 8 horas en el trabajo y hablamos con otras madres o padres.

Pues en eso andaba en la vuelta al cole, hasta el 10 no epiezan, ese día cantaré un ALELUYA!!! lo digo por aquí ahora que nadie me escucha, estoy deseandico que empiece porque ya no sé como pasar las tardes con ellos, y además tenemos que trabajar y voy repartiéndolos a los iaios, y todos los días no pueden estar con ellos porque las personas también tienen VIDA y una AGENDA completita.

Y aquí ando liada con las cosas que tiene que llevar mi rubio a la guarde, la lista es de órdago no le veo el fin, y todo etiquetado, menos mal que tengo unas etiquetas que el año pasado pedí y a Stikets y que me funcionaron muy bien!!! Las pedí y no tardaron más de 5 días en enviarlas, de 4 colores distintos y con un dibujito muy chulo que yo elegí. Os las recomiendo.

Los preparativos de la vuelta al cole son como si preparases tu boda, que si lista, que si pagos, que si vamos a por todo esto que tengo encargado, que no se nos olvide el álbum de fotos y las fotos de carné, ufff que lío!!! Con razón mi madre tenía una relación amor-odio con este mes, yo la estoy teniendo de pleno. Ves como todo tu dinero se esfuma en material, libros y ropa y nada de esto va a ir a parar a nuestro armario. Lo único bueno es que nuestros hijos, como buenos hijos que son, van a ir al cole y nos van a dejar sin su grata compañía las 24 horas del día. Así nos dan motivos para echarlos de menos!!! 😉

Sobrevivir al mes de septiembre es todo un triatlón, porque aunque estés muy preparado para lo que te va a venir encima siempre llega algo que te desestabiliza y llegas a meta casi arrastrando.

¿Quién está más ansioso por la vuelta al cole, vosotros o vuestros peques? ¿Cómo es vuestro mes de septiembre? Contadme cariñets.

Spread the love